Chat with us, powered by LiveChat Skip to main content

Historia de las apuestas en España

historia_apuestas_espana

España siempre ha sido un país de apuestas. No en vano tenemos uno de los juegos de lotería más antiguos del mundo como es el de la Lotería Nacional, ya que su primer sorteo se llevó a cabo el 10 de diciembre de 1763.

La idea de realizar un sorteo para conseguir más dinero para el Estado sin la necesidad de crear un nuevo impuesto vino de la mano del marqués de Esquilache, que se la presentó al rey Carlos III al que le pareció una solución bastante brillante. En aquel primer sorteo se utilizó un sistema parecido al de la Lotería Primitiva actual, en el que los apostadores elegían varios números de entre una lista y quien acertara todos se llevaba el premio. Y la verdad es que el premio no era nada desdeñable ya que hasta el 75% de lo recaudado se destinó a premiar a los jugadores, quedándose el 25% restante el Estado. Podemos decir que este fue el origen de las apuestas en España… Y en cierto modo de este portal comparador de apuestas deportivas ApuestasOnline.Net.

Fue en 1812 cuando nació la otra modalidad de lotería, con la que se empezaron a vender boletos con un número impreso. Así, esta modalidad pasó a denominarse Lotería Moderna y para la otra quedó el nombre de Lotería Primitiva, hasta que desapareció en 1862. Como ya sabréis, la Primitiva volvió a aparecer en 1985 y sigue durando hasta nuestros días, en una clara muestra de que, a la gente, en nuestro país, le siguen entusiasmando los sorteos. No hay más que ver la cantidad de décimos que se venden en Navidad para comprobarlo y la pujanza de las apuestas en España.

historia_apuestas_espana_lotería

Desde hace varios años, conviven con la Lotería Nacional y la Primitiva, dos grandes sorteos que siguen teniendo grandes ventas en España, la Bonoloto y la lotería de la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE), que desde 1938 realiza este sorteo para recaudar fondos para su organización y que se ha convertido en todo un clásico de las apuestas en España.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que, aunque este tipo de Loterías también se pueden denominar apuestas, esta relación no se establece directamente en España. De hecho, hasta hace relativamente poco tiempo, eso de apostar estaba mal visto, aunque, de hecho, la mayoría de la gente ya lo hiciera casi sin saberlo. Y no solo con la Lotería Nacional, la Primitiva, la Bonoloto o el sorteo de la ONCE. No. El gran auge de las apuestas como tal en España, es decir las apuestas deportivas, llegó con la Quiniela en 1946. El gran juego español había nacido. Juego que ha llegado hasta nuestros días con una gran salud.

La Quiniela

historia_apuestas_espana_quinielaAunque oficialmente la Quiniela nace en 1946, es cierto que en España ya se celebraban apuestas deportivas, bueno, apuestas de fútbol, desde hacía varios años. De hecho, fue en Santander en 1929 donde se dice que se hicieron las primeras apuestas de partidos de fútbol a rebufo de la recién estrenada Liga española de fútbol.

Su creador fue Manuel González Lavín que, viendo como su creación fue teniendo cada vez más y más éxito, tuvo que redactar un libro de reglas para poner orden. En 1931 regularizó su idea y a partir de ese momento tributó un 10% de lo recaudado para hacienda.

1946: Nace La Quiniela

El juego de La Quiniela, el oficial, el que es regulado por el Estado en su totalidad nace en 1946, vendiéndose su primer boleto para la jornada de Liga del 22 de septiembre. Este primer boleto tenía siete partidos, y la recaudación se repartía entre premios (45%), beneficencia (45%) y gastos administrativos y de distribución (10%). Lo de la beneficencia tenía sentido ya que lo administraba el Patronato de Apuestas Mutuo Deportivo-Benéficas.

Aunque cueste creerlo, el primer formato de La Quiniela no estaba relacionado con el simple 1X2 famoso. En sus dos primeros años, este juego era algo más complicado. No solo había que acertar el resultado del partido sino también los goles de los equipos. Se premiaban las 4 categorías con mayor número de partidos acertados, ya fuera con el resultado exacto o la mayor aproximación. Teniendo en cuenta los métodos con los que contaban en la época era normal que el escrutinio tardara uno o dos días en conocerse.

Hay que decir que el primer boleto costaba 2 pesetas, que se vendieron 38.530 boletos y que se recaudaron 77.060 pesetas. Aparecieron 62 boletos premiados, dos de la primera categoría, que cobraron 9.603 pesetas, uno de segunda categoría (7.702 pesetas), uno de tercera (4.801 pesetas) y 58 de cuarta categoría que se llevaron 59,75 pesetas cada uno. Esos eran los mejores premios que daban las apuestas en España.

historia_apuestas_espana_quiniela_3

1948: Llega el 1X2

El 12 de septiembre de 1948 apareció el primer boleto en el que se apostaba a 14 partidos y en el que solo había que adivinar quién ganaba el partido o si acababa empatado. Había que marcar el 1 si apostábamos a la victoria local, el 2 si apostábamos a la victoria visitante y la X si creíamos que el partido acabaría en empate. Al no haber tantos partidos de primera división, también fue el primer boleto en el que se incluyeron partidos de segunda división.

1952: Aparece el primer millonario

Saturnino García Pereda fue la primera persona que cobró un premio de más de 1 millón de pesetas, más concretamente 1.143.493,70 pesetas que al cambio son 6.872,54 euros, un premio que, si no ahorra está nada mal, imaginaros en los años 50. Se le solucionó la vida. Para más inri, también cobró un boleto de 13 aciertos por el que se llevó 67.264,30 pesetas, es decir, 404,26 euros.

1968: El premio de la suerte por excelencia

Siempre se dice que en La Quiniela en particular y en las apuestas deportivas en general la suerte es un factor a tener en cuenta, pero para nada decisivo. El saber a qué estamos apostando y a quién es esencial para ganar dinero a largo plazo. Sin embargo, en los casi 70 años de La Quiniela se han producido casualidades que dan al traste con esta teoría. La más curiosa sucedió el 4 de febrero de 1968 cuando Gabino Moral Sanz ganó el mayor premio repartido hasta esa fecha por La Quiniela (30.207.774 pesetas, que al cambio son 181.552,38 euros) rellenando el boleto valiéndose de un dado. Curiosamente, a partir de esa fecha se empezó a comercializar un bolígrafo con dados en el extremo superior que al escribir caían por la barra y daban los 14 resultados del 1X2.

1986: La Q1, una idea que solo duró dos años

Con la primera jornada de la Liga 1986-87, el 30 de agosto de 1986 apareció un boleto con la Q1, una columna con premio para los acertantes de los 14 resultados al fin de la primera parte. Solo duró dos temporadas, por lo que se puede decir que fue un total fracaso.

1988: Aparece el Pleno al Quince

El 4 de septiembre de 1988 se vuelve a dar un paso más para dar más emoción a La Quiniela. Lo que en un primer momento se llamó El Quinielón, y que después pasó a llamarse Pleno al Quince, era la inclusión de un partido más en el boleto que solo contaba en el caso de que se hubieran acertado los 14 resultados anteriores. Se suprimió en las temporadas 2003-04 y 2004-05 pero volvió en la 2005-06 con ligeros cambios.

Ahora, para poder llevarse el primer premio es necesario acertar los 14 primeros resultados y los goles marcados por cada equipo en el Pleno al Quince, aumentado considerablemente su dificultad ya que además es el único partido en el que no se permite marcar más de una casilla en cada equipo.

historia_apuestas_espana_quiniela_2

1993: La Quiniela más difícil de la historia

La jornada del 10 de enero de 1993 pasará a la historia como la que tuvo La Quiniela más difícil de la historia, ya que no hubo acertante ni de primera ni de segunda categoría. ¿La culpa? En esos 15 partidos hubo 15 variantes, nueve equis y seis doses, es decir, ningún partido acabó con victoria local, algo realmente complicado en un deporte como el fútbol, en donde la ventaja de jugar en campo propio sigue siendo considerable.

2003: Los de diez también tiene premio

Con la eliminación del Pleno al Quince se introdujo una categoría de premios más en el que los acertantes de 10 resultados también tendrían premio. La vuelta del Pleno al Quince no supuso un cambio en las reglas, por lo que actualmente los acertantes de 10 partidos se siguen llevando algo de dinero, aunque muchas veces solo lo jugado.

2005: El mayor premio de la historia

El 2 de octubre 2005 los socios de la peña Euroquinielas de Reus se llevaron la alegría de su vida al acertar el Pleno al Quince y llevarse así 9.089.888, 93 euros a repartir entre todos. Todo un hito en las apuestas en España.

historia_apuestas_espana_internet

2008: Llega internet

Internet llegó para quedarse, quizá un poco tarde para La Quiniela. Pero como dice el refrán, nunca es tarde si la dicha es buena y al fin, en 2008, se permitió la validación de los boletos a través de internet. De esta manera, todo aquel que quería jugar a La Quiniela lo podía hacer desde casa con solo tener acceso a un dispositivo inteligente, un navegador y una conexión a internet.

2015 Nace la app de La Quiniela

Mucho más tarde, y casi con el mismo retraso respecto a la tecnología actual, nació la aplicación de La Quiniela. Ahora ya no es necesario utilizar ningún navegador, sino que desde la aplicación del smartphone o de la tablet se puede acceder a nuestro boleto, rellenarlo, validarlo y pagarlo. Así de sencillo. Se puede descargar la app de La Quiniela tanto para iOS pinchando aquí como para Android. Las casas de apuestas deportivas también siguieron su ejemplo creando aplicaciones móviles específicas.

Como veis la vida de La Quiniela ha sido bastante intensa, aunque es cierto que a partir de la llegada de las casas de apuestas online su protagonismo ha decaído bastante. Estas casas de apuestas le han hecho mucho daño, pero su lentísima conversión al mundo digital también ha puesto de su parte. No obstante, hay que tener en cuenta que gracias a la recaudación de La Quiniela se han podido realizar proyectos beneficiosos para la sociedad y que actualmente parte de las becas ADO para deportistas olímpicos siguen saliendo de este juego con casi 70 años de vida.

Apuestas y juegos online en España

Favoritos_EuroCopa_2016_España

Los juegos y apuestas deportivas online aparecieron en España en 2006 gracias a un cambio en las leyes que permitieron legalizar este tipo de actividades económicas. Esto no era nuevo en nuestro país, ya que allá por el año 1977 sucedió lo mismo. Con la llegada de la democracia se legalizaron, por fin, las apuestas en España basadas en destrezas y en 1981 se permitieron las tragaperras y otros juegos similares que alcanzaron gran popularidad en nuestro país.

Así, en 2006, estos juegos que siempre habían estado en bares y casinos llegaban al fin a todos los hogares en los que hubiera jugadores potenciales. A partir de esa fecha, nadie tendría que salir de casa para jugar y apostar a sus juegos favoritos.

DGOJ_logo

Las casas de apuestas deportivas online abrieron sus puertas en 2008, aunque todavía con un cierto aire de alegalidad, ya que no fue hasta 2011 donde se regularon este tipo de empresas de apuestas en España. De ahí viene el retraso que padece nuestro país con las naciones de nuestro entorno, que regularon esta actividad económica mucho antes. De hecho, hasta 2013 tampoco estuvieron bien reguladas las máquinas tragaperras online, por lo que como podéis ver, todo este mundo nos pilla un poco de sorpresa y ese es el motivo por el que las grandes casas de apuestas han decidido anunciarse de manera tan agresiva al público de nuestro país.

Ahora que las cosas están bien claras en relación a las leyes que regulan estas actividades, muchas empresas están llegando a España para ofrecer sus servicios a todos los usuarios. Eso sí, hay que tener en cuenta también que la regulación española es una de las más duras de nuestro entorno y que, precisamente por ello, todavía muchas grandes compañías de apuestas deportivas y casinos online no han aterrizado. Esto, a pesar de que puede parecer una barrera demasiado alta, también nos protege de empresas poco serias, que tampoco darían buena imagen al resto de compañías que cumplen a rajatabla la legalidad.

dgoj_logos

De todas formas, con el paso del tiempo el sector de las apuestas en España y el propio país han ido aprendiendo a hacer las cosas bien y actualmente este es un mundo transparente y en el que cada vez confían más y más personas para jugarse su dinero y disfrutar con uno de los hobbies más españoles que existen. Apostar a partidos de fútbol y tentar a la suerte con los números y las tragaperras. Además, la fiebre del póker online también ha llegado a nuestro país, por lo que se puede decir que ya nos hemos puesto a la altura de los demás países occidentales.



Posts relacionados



No hay comentarios: ¿quieres ser el primero en comentar?


¿Tienes alguna opinión o consulta sobre el artículo? ¡Compártela con nosotros!

Tu email no se mostrará en público. Es necesario cubrir todos los campos*